lunes, 15 de febrero de 2010

Sima del Vapor (Torcal de Antequera). ¡Toma ya!

Después de 1 año desde que la descubriéramos, retomamos la exploración que se vio detenida ante una estrechez vertical en la cota -27 metros en la zona NE de la cavidad. En aquella ocasión Miguel Guadix, J.L. Martel y yo intentamos forzar el paso pero no llevábamos métodos eficaces de desobstrucción, incluso intenté atravesarlo pero me quedaba encajado.
En esta nueva entrada no habrá estrechez que nos detenga. A continuación el relato:
Un grupo formado por Ricardo Tamayo, Sandra García, Antonio Jesús, Rocío Valle y yo (David Torres), estamos entrando en la sima sobre las 11:30 h.
La entrada es una estrecha gatera descendente entre bloques que rápidamente da paso a una vertical de 17 metros que se va abriendo a medida que bajamos.
Una vez todos abajo, tiramos para "punta" y comenzamos Ricardo y yo a abrir el paso, mientras los demás revisan alguna que otra incógnita que les sale removiendo piedras pero sin demasiado éxito.

En apenas hora y media ya esta el paso listo y entro por primera vez.
La cosa continua a través de una empinada rampa de unos 5 metros que desemboca en un pozo de unos 8 metros en fractura. Regreso para que Ricardo me pase el taladro e instalo la cabecera de dicho pozo.

Una vez abajo, echo un vistazo sin moverme del sitio (quería esperar y compartir la exploración) y aquello tenia muy buena pinta. Grito para que valla entrando la gente. Ricardo no cabe aún por el paso abierto, así que vienen Antonio y Rocío.
Avanzamos dirección SO unos 30 metros por una curiosa cornisa-galería horizontal con el lateral izquierdo desfondado.
Al fina le esa zona, Antonio comienza a realizar una serie de destrepes y según nos cuenta por un lado se cierra y por otro parece que continua pero no lo tiene claro.
Regresamos a la zona central de la cornisa.
Decidimos instalar allí una cabecera. Mientras que lo hace Antonio, regreso al corto pozo anterior para cambiar la cuerda por una corta ya que por lo que se ve el siguiente pozo va a necesitar la grande.

Dejo a Antonio y Rocío explorando aquello y mientras subo a la estrechez para ayudar a Ricardo a ensancharla. Dejamos aquello como una autovía y ya estamos abajo los 4.
revisamos toda esa zona pero al parecer se cierra. Antonio y Rocío habían bajado un pozo de 30 metros y vamos a su encuentro.
Una vez allí la diaclasa se cierra en su fondo por todos lados debido a los derrumbes.
Hemos alcanzado la cota -80 metros.

Pero ésto no termina aqui, en la base del P-8 y en la dirección opuesta a la anterior, se abre otro pozo también con muy buena pinta, pero ya hay que dejarlo para otro día que era tarde.
Sobre las 5:30 estamos ya en el exterior. Volveremos en breve para continuar tanto la topografía como la exploración.


La anterior topografía, donde la "?" comienza lo nuevo

Tras la estrechez

Continua con este P-8

Parte de la cornisa con el P-30 a la izquierda

Algunas fotos para el "escaparate"



...Continuará!.........

0 comentarios:

Escribe aqui tu espeleocomentario

 
Subir