jueves, 4 de septiembre de 2014

CRÓNICA DE UNA SEMANA DE ESPELEOBUCEO EN LAS CUEVAS DEL LOT (FRANCIA)

   Del 8 al 15 de agosto nuestros compañeros del grupo Juan Carlos Martín y Andrea Gudiño se desplazan a la región de Lot para realizar prácticas de espeleobuceo. 

   Tras la formación en buceo técnico y espeleobuceo recibida por Juan Carlos, había llegado el momento de poner en practica los conocimientos adquiridos y en que mejor lugar que en la región del Lot en Francia.

   El valle del río Lot se relaciona con un macizo calcáreo karstificado donde se localizan toda una serie de surgencias, todas muy próximas entre si, que constituyen el segundo lugar del mundo donde más se practica el espeleobuceo.

  Nos alojamos en la localidad de Gramat, donde existe una estupenda estación de carga de aire y gases, así como tienda, centro de reparaciones y centro de formación.

  Todas las cuevas visitadas son surgencias en equilibrio con los cauces naturales de los ríos y con el nivel freático de la zona, de modo que en épocas de alta pluviometría las surgencias cobran fuerza y tienden a aclarar las aguas a su salida a los ríos y cauces. En caso contrario las entradas y gran parte del recorrido de las cuevas se hacen en condiciones de turbidez o de poca visibilidad como así ha sido el caso.

   Las entradas a las cavidades se realiza de dos modos principales: mediante pequeñas lagunas con pared lateral de roca en cuyo fondo se inicia el recorrido (Saint Georges, Saint Sauveur, L´ouysse-Cabuy y Font del Truffle), desde el propio río en cuyo lateral se ubica el macizo de roca y la entrada a la cavidad (Ressel y Cunyac) y otras con sus propias particularidades como Landenouse y Trou Madame.

   Hemos de decir que todas fueron buceadas salvo Font del Truffle por falta de agua y que las visibilidades más espectaculares las encontramos en Trou Madame y en la Surgencia del Ressel, donde parecía que no había agua a nuestro alrededor dada la elevada claridad existente.

   Andrea Gudiño, que se encuentra en formación en buceo técnico se atrevió a bucear en Saint Georges y en Saint Sauveur con muy buenas sensaciones tras sus inmersiones.

   Los accesos a las cuevas son muy cómodos ya que siempre se dispone de un lugar donde dejar el coche, muy cercano a las surgencias por lo que los porteos de equipos son muy reducidos. Todas la cuevas y sus accesos son libres lo que facilita la practica de esta disciplina deportiva.

   Ha sido una semana inolvidable donde a la par de coger experiencia se ha disfrutado de todos los buceos en cuevas y queremos dar las gracias a nuestro querido amigo Marc Aznar que en sus funciones de guía e instructor de espeleobuceo ha tenido unas atenciones extraordinarias hacia nosotros, y mandar un grato saludo a los compañeros de las Federaciones Francesa y Belga de espeleobuceo con los que hemos compartido algunos momentos de inmersión, así como a los amigos, Olivier y Frodo, de la estación de carga de Gramat.

Estación de carga de gramat y perfiles de las cuevas visitadas

Surgencia de L´ouysse o Cabuy, la entrada se hizo en condiciones de visibilidad nula dado el estancamiento de las aguas, pasando a condiciones de visibilidad reducida en su interior

Andrea y Juan Carlos tras su inmersión en Saint Sauveur con visibilidad similar a Cabuy.

Surgencia de Ressel. Hay que seguir bien el hilo guía desde el propio río Lot, pues la visibilidad es nula hasta el inicio de la cavidad pasando luego desde condiones de turbidez a una visibilidad espectacular, sin duda una de las mejores.

Landenouse. La entrada la hacemos desde una alberca en cuyo fondo se abre la cavidad lo que obliga a bajar los equipos con polea y cuerda. La más divertida

Trou Madame. Las más espectacular. Tras un porteo por el margen de un riachuelo de aguas cristalinas se accede al primer sifón desde una cueva natural lo que obliga a un porteo de cierta entidad pero que queda difuminado por la claridad de las aguas y lo bello del recorrido sumergido con sifones intermedios

Segunda inmersión de Andrea: Surgencia de Saint Georges. Buen trabajo compañera.

Ressel 2 o surgencia de Cunyac. Su entrada obliga a cruzar a nado a la margen opuesta del río Lot en condiciones de nula a reducida visibilidad en un entorno muy agradable

Con nuestro amigo y Guía Marc Aznar. Muchas gracias amigo y esperamos volver a verte pronto.

0 comentarios:

Escribe aqui tu espeleocomentario

 
Subir