lunes, 4 de junio de 2012

BARRANCO DE LA ERMITA DE BODIJAR JETE, GRANADA

Grupo de Espeleólogos Granadinos
Espeleoclub Descenso de Cañones de Andalucía (ECDC-A)

Dificultad:(v3 a1 I)

RESUMEN
Barranco de carácter abierto de modesta entidad e interés local cuyo mayor atractivo reside en la gran cascada inicial, formada por un espectacular travertino. El resto del barranco se encuentra excavado en esquistos de mala calidad, travertino y brechas calcáreas que complementan el resto del descenso. La instalación se ha realizado a base de parabolt M10 de 15 cm, spit M8 y en algunos casos anclajes naturales (AN), cuando no ha sido posible colocar otro tipo de anclaje debido a la mala calidad de la roca. El caudal habitualmente es bajo, aunque en estiaje suele secarse en su parte inicial hasta una surgencia próxima al final. Saltos y pozas inexistentes.

SITUACIÓN Y ACCESO
El barranco de la ermita de Bodíjar o de la Malagueña (según la cartografía consultada) se encuentra en el término municipal de Jete, provincia de Granada, muy próximo a la zona de concentración de barrancos de Lentegí y río Verde, en la comarca de la costa tropical. Para acceder al mismo, desde Granada tenemos dos opciones de acceso. La primera de ellas consiste en recorrer prácticamente la totalidad de la carretera de la Cabra (A-4050), tomándola hasta atravesar la localidad de Otívar. Tras 2 Km después de pasar el pueblo tomar un cruce a la izquierda en dirección a Ítrabo durante 1.5 km, llegando a un puente sobre el río Bodíjar, donde dejaremos el vehículo inferior, en un amplio ensanche. La segunda posibilidad es tomar la autovía A-44 hasta el cruce de Lobres, próximo a Motril, y pasar las localidades de Lobres, Molvízar e Ítrabo hasta llegar al mencionado puente. Las coordenadas UTM ED50 del parking son 441815/4074358. Si tomamos esta última carretera el recorrido es más largo pero quizás más rápido y cómodo.


A partir de aquí recomendamos el acceso a la cabecera con combinación de coches porque el acceso a pie atravesaría fincas privadas y cultivos de níspero, que evidentemente habrá que respetar durante el descenso. Para acceder al parking superior, sito junto a la Ermita de Bodíjar hemos de retroceder hasta Otívar, desde donde se toma una empinada calle a mitad del pueblo que zigzagueando sube hasta terminar las casas, continuando el camino asfaltado y más o menos llano, con alguna que otra indicación hacia la mencionada Ermita, que se encuentra en las coordenadas UTM ED50 441624/4074708.
En el siguiente enlace puedes descargar el track de wikiloc.
DESCRIPCIÓN
Barranco de bajo caudal habitualmente, pero con un inicio espectacular al que se accede descendiendo desde la Ermita por una pista por donde suele correr un reguerillo de agua el cual debemos seguir hasta terminar la pista. Tras un corto destrepe nos encontramos por encima de la mayor vertical que se puede hacer, bien realizando un corto rápel de 5 metros que nos deja en una pequeña gorguita de travertino y utilizando un natural que produce mucho roce (llevar protector de cuerda) resultando una vertical de 40 metros, o bien desde una piedra a la derecha, la única con litología fiable para anclajes artificiales, cuya vertical resulta de 43 metros. Esta cascada es el mayor atractivo del barranco.

Cascadas de 40 y 9 m.

Una vez en la base nos encontramos dentro de la mencionada finca, por lo que encontraremos gran cantidad de estos frutales y alguna infraestructura para su regadío. Tras descender un caos de bloque se rapela una pequeña cascada de 9 m instalada con 1 spit y 1 parabolt que nos dejará en una pequeña balsa junto a un camino que cruzamos.
Durante 200 metros el cauce está lleno de podas y algo embarrado, pero enseguida aparece otro rápel de 9 m instalado con un natural a la izquierda que tiene su encanto. Seguidamente encontramos una zona desprendida desde una casa que cubre un pequeño rápel que actualmente se puede destrepar para realizar otro de 10 m cuya instalación también es natural, esta vez a la derecha.
A partir de este punto el descenso vuelve a ponerse interesante por la propia morfología de la roca. Si seguimos por unos destrepes a la derecha encontraremos una instalación con 2 parabolt que nos deja en un R15 bastante vertical, o bien si seguimos hacia la izquierda encontraremos tan solo un natural para encadenar tres pequeñas verticales que en total sumarían cerca de 30 m escalonados. Esta última opción no es muy recomendable pues no existen otras posibilidades de instalación.
Tras una pequeña progresión llegamos a un bonito rápel instalado con 2 parabolt a la derecha, para entrar en la zona más encañonada del barranco, cuyo ambiente por primera vez se torna húmedo y frío debido a una bonita surgencia, algo afeada por la presencia de algunos tubos destinados a regadío. Ya sólo quedan algunos cortos destrepes antes del último rápel de 11 m, instalado con un anclaje natural un tanto peculiar. Después de éste curioso rápel y tras un pequeño resalte llegamos al río Bodíjar, suponiendo el final del barranco. Siguiendo el cauce, al poco sale una pista a la izquierda que nos dejará en la carretera en poco más de 5 minutos.
En total habremos tardado entre 2 y 2.5 horas, según grupo, en realizar éste descenso. Si os quedan más ganas de cañones tenéis el Lentegí muy cerca, por lo que es combinable con éste o con cualquiera de la cuenca de río Verde y que no esté prohibido, claro está.

MATERIAL

  • Equipo personal 
  • Neopreno (recomendable shorty o solo peto) 
  • Cuerdas: 2x45, 2x20 (Rápel más largo de 43) 
  • Equipo de instalación, cintas y cordinos. Protector de cuerda 
ÉPOCA
Finales de otoño a principios de primavera. Con agua si el año no ha sido muy seco. En verano el caudal es muy bajo o se encuentra seco.

AGRADECIMIENTOS
Expresamos nuestro agradecimiento al club malagueño Yabal Faruh por su colaboración en el equipamiento y a la sección madrileña de ECDC por el aporte de material.

 











0 comentarios:

Escribe aqui tu espeleocomentario

 
Subir