sábado, 6 de junio de 2009

SIMA DE LAS PILAS (Alhama de Granada). 2ª jornada de exploración.



¡Que cuevón!... fue la frase más repetida a medida que avanzábamos en la exploración ya que aquello en lugar de cerrarse como esperábamos, iba a más.
En esta ocasión nos desplazamos a la cavidad un buen grupito, unos para hacer unas cosas y otros a otras. Andrés Santaella y José para iniciar la topografía de lo explorado en la jornada anterior, y Martel y David para la exploración. También entraron a la cavidad la mujer de José y sus 2 hijos hasta la zona "accesible".
Para el tema de exploración prioritariamente, por ser la incógnita más profunda, nos centramos en lo que según se vio en la jornada anterior, una sala con un pozo de acceso de unos 5 metros y que para acceder a éste punto hay que superar un estrechamiento considerable.
Metemos un parabol y se pone una escala para bajar. Bajo yo en primer lugar sin muchas esperanzas de que hubiese algo más. Recorro los 10 metros de la base de esta sala dirección fractura y sorpresa, una nueva vertical. Como no estábamos porteando el material ya que como digo no esperábamos que continuara por esta zona, me toca subir hasta el principio de la Sima a por él, así que mientras tanto Martel, con esa misma escala, continua explorando.
Mi regreso con el material coincide con el suyo de su aventurada exploración en solitario, y desde la base del otro pozo-destrepe me grita eufórico que continúa y cada vez con mayores dimensiones.
Coloco una cuerda para el pocito de acceso a la sala y a continuación desciendo por la escala del pozo-destrepe.
En este punto parten varias incógnitas, optamos por la que sigue bajando, una rampa. Y por fin llegamos hasta donde él llegó, detenido ante una vertical.
Pongo un parabol en el fin de la rampa y luego otro en la tirada vertical, descendiendo 15 metros completamente en volado y alucinando con las dimensiones que en éste punto adquiere la cavidad. Toco suelo y ya en rampa llega por aquí hasta la cota -70 metros con una ancho de fractura de unos 6 metros y hasta 20 metros de altura el techo.
Martel se tiene que quedar arriba del pozo ya que no se había bajado su equipo, así que me pongo a explorar en plan reconocimiento...
Entre una cosa y otra estimo que pude recorrer sin problemas como unos 250 metros y sin llegar a meterme en ninguno de los innumerables desfondes e incógnitas que bajo mis iba viendo.
Con 5 horas de exploración retornamos a la superficie.
Estimamos que el desarrollo explorado hasta el momento supera los 700 metros y llegando a -70 metros de profundidad, quedando bastantes incógnitas que resolver...
Seguiremos informando.


Entrando
Una parte de la sala grande del nivel superior


Cabecera del P-20 hacia la cota -70 metros

Video de una de las estrecheces




Continuará.............

0 comentarios:

Escribe aqui tu espeleocomentario

 
Subir